Información:
Cuatro empresas angolinas apoyaron al cl Regresaron de Paraguay Instructores d Forestal Angol , presente en el lanzamie Reconocimiento Profesor Cabrera Club de Vóleibol Llufken de Angol Alcalde de Saavedra valoró cuarentena to Senadora Aravena pide a los Municipios m Mesa público-privada encabezada por Canc Chile, ¿país honesto? Por Jorge Abasolo Bienes Nacionales de La Araucanía hace l

HABLANDO DE PARAISOS FISCALES ESCRIBE: Juan José Jerez. Abogado

 

 

 

Está en el primer plano la referencia a los paraísos fiscales, a consecuencia de la información publicada y que se ha denominado Pandora Papers.

Hay una desatada reacción de crítica y rotundo rechazo sobre quienes sean usuarios inversionistas allí.

Sin embargo, cobra relieve recordar el manto de olvido que el gobierno de Bachelet sobrepuso al retorno de capitales hecha bajo un régimen excepcional de rebaja de tributo en el año 2015, respecto bienes y capitales situados en el exterior y no declarados en el país.

Se fijó un tributo único y sustitutivo de un 8% -pomposamente catalogado “impuesto voluntario y extraordinario”- al amparo del artículo 24 transitorio de la ley N° 20.780, que sustituyó a los demás impuestos que en rigor debió afectar a los bienes o rentas declarados.

La granjería tuvo como principal impulsor, al senador socialista Juan Pablo Letelier, y se concedió en medio de las normas de la alardeada reforma al sistema tributario durante el año 2014.

Este, a la sazón se vanagloriaba que se había logrado recaudar cerca de $1.500 millones de dólares al tributar en Chile las rentas de los US$ 18.775 millones repatriados. O sea, la privilegiada rebaja de impuesto era aplaudible, no importando que hubiese mediado evasión tributaria.

En la ocasión, hubo 7.832 declaraciones voluntarias hasta el 31 de diciembre de 2015, según informó el Servicio de Impuestos Internos (SII), que pagando un tributo rebajado, quedaron “blanqueados” tributariamente gracias al artículo transitorio que se incluyó a última hora en la ley.

Además, quedaron bajo anonimato porque el artículo 13 de la dicha ley dispuso: “El Servicio de Impuestos Internos, el Banco Central de Chile y la Unidad de Análisis Financiero, las instituciones u órganos del Estado y bancos, así como el personal que actúe bajo su dependencia, no podrán divulgar en forma alguna la cuantía o fuente de los bienes o rentas, ni otros datos o antecedentes que hayan sido proporcionados por el contribuyente con motivo de la declaración que efectúe conforme a este artículo.”

Al exigirse la identidad de los contribuyentes beneficiados, se resolvió judicialmente que: “…la divulgación de información de carácter estadística, innominada sin referencia a contribuyentes ni domicilios ni otros datos de contexto, no ha incurrido en infracción a los artículos 35 del Código Tributario y 24 transitorio N° 13 de la Ley N° 20.780, dado que no se divulga en forma alguna la cuantía o fuente de los bienes o rentas, ni otros datos o antecedentes que hayan sido proporcionados por el contribuyente con motivo de la declaración que efectúe conforme al ya citado artículo 24 transitorio, por lo que se rechazará el reclamo de ilegalidad”, atento lo resolvió en causa Rol N°8734-2016 la Undécima Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago.

Cabe apuntar, que en la materia rige el artículo 35 del Código Tributario que solo permite acceder a tal información: al Servicio de Impuestos Internos, el Banco Central de Chile, la Unidad de Análisis Financiero; demás organismos del Estado legalmente autorizados para acceder a ella, Bancos y personal bajo dependencia de todos los anteriores, bajo condición de solo usarse para fines de la legislación tributaria.

Pues bien, ha de saberse que, sobre tal fallo nadie –en especial del mundo político-se alzó reclamando transparencia, pese a ser evidente que el retorno de capitales chilenos provenía desde paraísos fiscales y que la comisión de delitos tributarios asociados quedaba impune.