Información:
Cuatro empresas angolinas apoyaron al cl Regresaron de Paraguay Instructores d Forestal Angol , presente en el lanzamie Reconocimiento Profesor Cabrera Club de Vóleibol Llufken de Angol Alcalde de Saavedra valoró cuarentena to Senadora Aravena pide a los Municipios m Mesa público-privada encabezada por Canc Chile, ¿país honesto? Por Jorge Abasolo Bienes Nacionales de La Araucanía hace l

Paradanoticiosa - Martes, 24 Agosto 2021

ÉTICA COMO FUNDAMENTO PARA SER DEMOCRATA Escribe: Juan José Jerez, abogado

 

Día que pasa en la discusión de la Convención Constitucional, ofrece un lamentable cariz.


Quien la preside, al inicio anunció que tiene un fin refundacional, cosa que no es efectiva ni tampoco posible.Día que pasa en la discusión de la Convención Constitucional, ofrece un lamentable cariz.

A poco andar, apartándose de su función específica, clamó por un indulto en favor de los presos por hechos delictivos ocurridos en la revuelta de octubre de 2019.

Un constituyente, abogado, profesor de derecho constitucional, sostiene que, de no haber mediado violencia, no estaríamos situados en este momento histórico, lo que es una deuda de la ciudadanía a los presos.

Tal opinión devela un oculto espíritu totalitario, pues justifica el ejercicio del poder bajo la voluntad de una minoría. Constituye la antítesis del credo democrático, pues, no concede reconocimiento político a la manifestación masiva y pacífica de la ciudadana por cambio y mejoras a lo largo y ancho del suelo patrio.

El fin de una Nueva Constitución, que tan impregnado de buenas intenciones se presenta, no puede ser indiferente a los medios empleados para alcanzarlo, pues, no todo vale, ni cualquier acto o hecho es posible de aceptar a tal afán.

Los medios contaminan el objetivo, y el mandato jurídico nacido del plebiscito no fue en blanco.

Para toda comunidad humana interesada en su propio destino, resulta esencial que todos sus miembros tengan un sentido básico de identidad, y que cotidianamente compartan un mínimo de creencias para alcanzar un mejor futuro.

Antes que nada, se debe exigir a los ciudadanos compartir valores en la vida de relación, aunado a un comportamiento mínimo que atienda al bien común, bajo la premisa, que la violencia en cualquiera de sus formas, anula todo ello.

Los hechos muestran que, la política y la economía sin una suficiencia ética que las complemente, no bastan para que un país marche bien.

Si bien, han sido insuficientes la declaración de intereses para Personas Políticamente Expuestas (PPE) y los nombramientos bajo tuición del Sistema de Alta Dirección Pública, la evidencia empírica aconseja con toda prudencia, que análogas o mejores exigencias deberían extenderse a los representantes surgidos de toda elección popular que aspiran a interpretar políticamente a Chile.

Si queremos alcanzar ser un mejor país, a quienes optan por ejercer funciones públicas, se les debe exigir algo más que un Certificado de Antecedentes Penales sin mancha, para acceder a ellas.

Las elecciones populares no pueden aspirar a ser una ruleta rusa.

 

   

 

 

Suscribirse a este canal RSS